La Frescura Importa

¿Por qué utilizamos sólo los ingredientes más frescos? Porque así nos aseguramos de que cada producto contendrá la dosis máxima de nutrientes y aprovecharás mejor todos sus beneficios. 


Los ingredientes en crudo y frescos que aún no se han descompuesto o han envejecido contienen propiedades activas, especialmente vitaminas, minerales y enzimas, que poseen maravillosos beneficios.  De igual manera, los aceites esenciales son además mucho más potentes y efectivos cuando han sido recién exprimidos de la planta o de la flor. 


En Lush llevamos muchos años trabajando con productos frescos y tenemos una vasta experiencia en cómo formular, manufacturar y conservar cosméticos que contengan frutas y vegetales frescos (y siempre que nos es posible, orgánicos). Hemos descubierto que usar la fruta o vegetal completo es infinitamente más beneficioso que aislar una propiedad y sacarla para añadirla a un producto cosmético e intentar recrear su función.


En el caso de nuestra gama de mascarillas y limpiadoras frescas hechas en México, los productos en las tiendas pueden tener una edad de solo días o incluso horas y deben mantenerse en constante refrigeración. Están elaboradas con los ingredientes más frescos y efectivos para satisfacer todas las necesidades de tu piel. Después de todo, es tu piel, y solo tú sabes cómo te gusta que se vea y se sienta. Así que toma un papel y pluma ya que vamos a darte unos consejos útiles para ayudarte a sacarle el mayor provecho a tu rutina de skincare.



1. Define las necesidades de tu piel

¿Cómo le describirías tu piel a otra persona? Deja de clasificarte en “piel mixta” o “Tipo de piel B”: tu piel tiene necesidades tan variadas y únicas como tú. Es importante definir exactamente lo que tu piel necesita antes de elegir una limpiadora o mascarilla. Si tu zona T es grasa y el resto de tu carita seca, podrías decir que es “mixta”, pero lo que tu piel está tratando de decirte realmente es que necesita un equilibrio. Elegir un limpiadora con ingredientes equilibrantes, como la lavanda o la miel, te ayudará a asegurar que tu piel obtenga lo que necesita.



2. Decide qué quieres que haga tu limpiadora

Si tienes la piel sensible y buscas una limpiadora que haga su trabajo delicadamente puedes probar Angels on Bare Skin con almendras molidas y flores de lavanda que exfolia de forma efectiva pero es suave con tu piel, o bien, puedes probar Aqua Marina con algas y calamina, rica en minerales, para absorber el exceso de hidratación y gel de aloe vera para calmar las irritaciones.


Si tu piel es grasa o propensa a presentar acné y necesitas darle una limpieza profunda, Dark Angels es la solución. Esta limpiadora de carbón contiene Barro de Rhassoul que purifica y aceites de sándalo y palo de rosa, que aportan una sensación fresca y propiedades antisépticas a la piel. Si prefieres una limpieza mucho más suave, conservando los beneficios de los ingredientes astringentes, prueba Herbalism. Elimina la suciedad y la grasa para que tu piel quede sana y radiante.


¿Buscas limpieza y suavidad? Let The Good Times Roll dejará tu piel sintiéndose fresca y revitalizada. La harina de maíz y la polenta exfolian, mientras que la canela en polvo estimula el rostro y deja a su paso una revitalizante sensación de frescura. Esta limpiadora, tan suave como exfoliante, calma, suaviza y proporciona un brillo natural a la piel.



3. ¿Qué es lo que buscas con tu mascarilla?

Las mascarillas faciales hacen un trabajo rápido de limpieza debido a sus bases clarificantes de barro, arcilla o polvo. Si lo que buscas es una limpieza profunda escoge mascarillas con ingredientes astringentes como el aceite de árbol de té en Cosmetic Warrior, el jengibre en Brazened Honey, la menta en Cupcake y el jugo de limón en Don't Look At Me. Estos ingredientes liberan la piel congestionada, dejándola renovada y brillante. Además de garantizar un efecto equilibrado y asegurarnos de que tu piel permanezca suave y flexible, gracias a ingredientes suavizantes como la miel, manteca de murumuru y de cacao. ¡Prepárate para una piel suave y uniforme!


Para una exfoliación refrescante, busca ingredientes naturales como el café, los frijoles aduki, cáscaras de almendras, arroz, cáscaras de nuez o mijo. ¡Ten en cuenta que ningún exfoliante es igual y que van desde suaves y renovadores hasta enérgicos y fuertes! Si lo que buscas es una exfoliación suave e hidratar tu piel, dale el desayuno perfecto con Oatifix que contiene avena y almendras finamente molidas para exfoliar suavemente y plátanos frescos y orgánicos de Comercio Justo para hidratar tu carita a profundidad.


Cuando tu piel anhela un poco de calma y comodidad, busca ingredientes calmantes como el aceite de rosas de Rosy Cheeks y el polvo de calamina de Catastrophe Cosmetic que refrescan y calman la piel estresada, dejándola relajada y con tono unificado.


¿Buscas devolverle a tu piel ese aspecto saludable y radiante? Elige ingredientes rejuvenecedores y tonificantes como las algas de BB Seaweed. Una mascarilla que suavizante, calmante y reparadora que lo tiene todo: algas frescas, almendras molidas, absoluto de rosa y aloe vera.



4. Finalmente ¿Cómo quieres que se vea y se sienta tu piel?

Creemos que una piel sana es una piel hermosa, pero probablemente tengas una idea más específica de lo que eso significa para ti. Radiante, fresca, equilibrada, mate, suave... ¡la lista puede ser infinita! Aquí no hay una respuesta correcta o incorrecta y creemos que los ingredientes frescos de nuestros productos te ayudarán a conseguir la mejor versión de tu piel. 


Sí aún no estás seguro de que productos son los ideales para ti o buscas una rutina de skincare mucho más completa, recuerda que nuestros expertos están a un whatsapp de distancia para apoyarte en todo lo necesario [55  6114 9798]





La Frescura Importa

Descubre porque sólo usamos ingredientes frescos

Etica